INVENCIÓN COLECTIVA DE ROMEO Y JULIETA

29 octubre 2010

Franco Zeffirelli: Romeo and Giuliet

Romeo y Julieta son una de las parejas más conocidas de todos los tiempos, a pesar de no haber existido nunca. Ellos representan la intensidad del impulso erótico en los seres humanos, y paralelamente su incapacidad para guiar la vida de quienes lo experimentan. Si uno sigue el modelo de comportamiento de Romeo y Julieta, que piensan poco y se dejan llevar por los instintos, lo más probable es que encuentre la muerte, en lugar de la felicidad imaginada (o el aburrimiento y la ruptura, si la muerte no impide que la pasión decline).

Enamorarse al punto de desdeñar las normas del contexto donde el amor surge, es algo que puede ocurrir en cualquier época, no solo en el Medioevo, una época de férrea censura a la expresión individual, donde los amores más recordados son los imposibles. Cuando se revisan los textos literarios, no tarda en encontrarse historias de damas abandonadas por sus caballeros que están en guerras con sus vecinos o parten en busca del Santo Sepulcro, dejándolas solas con trovadores que suspiran y escriben poemas que intentan halagarlas con piropos y ardientes declaraciones de fidelidad, a pesar de lo cual no llegan a convertirse en sus amantes. La mujer amada y el enamorado se acercan al abismo de los hechos consumados, pero se detienen a último instante. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

PAREJAS APASIONADAS

9 febrero 2010

Se miran, se presienten, se desean, / Se acarician, se besan, se desnudan, / Se respiran, se acuestan, se olfatean, / Se penetran, se chupan, se demudan, / Se adormecen, despiertan, se iluminan, / Se codician, se palpan, se fascinan, / Se mastican, se gustan, se babean, / Se confunden, se acoplan, se disgregan, / Se aletargan, desfallecen, se reintegran. / (Oliverio Girondo)

 Desde hace un milenio, en el imaginario de Occidente, la posibilidad de que la pasión amorosa nazca en las circunstancias menos apropiadas y viole todas las reglas que traten de morigerarla, que desafíe a cualquier institución que pretenda oponérsele, es un hecho tan evidente que no requiere ser puesto a prueba por nadie. No es cuestión de hormonas que efectúan su trabajo de seducción en silencio, ni de imágenes arquetípicas que se persiguen sin llegarlas a conocer del todo, como pretendía Karl Jung. Una vez que los amantes descubren a quien habrá de ser su pareja, sin importar que la busquen de manera consciente, o que el azar, el Diablo o Dios faciliten el encuentro, se instala entre ellos una lógica incontrolable, que promete momentos de felicidad incomparable y (lo más seguro) un desenlace fatal. Lee el resto de esta entrada »


LA PAREJA EN LA TRADICIÓN CRISTIANA

20 enero 2010

Matrimonio en sepulcro romano

Son verdaderamente dos en una sola carne y donde la carne es única, único es el espíritu. Juntos rezan, juntos se arrodillan, juntos practican el ayuno. Uno enseña al otro, uno honra al otro, uno sostiene al otro. (Tertuliano)

El hombre es la cabeza de la mujer, del mismo modo que Cristo es la cabeza del hombre. (Tomás de Aquino).

Hay religiones orientales que toleran o promueven el disfrute de la sexualidad humana, pero las monoteístas no se cuentan entre ellas. Para la tradición del cristianismo, resulta legítimo el emparejamiento humano, siempre y cuando se efectúe con fines reproductivos y en el interior de un matrimonio celebrado ante la Iglesia, que garantiza el cumplimiento de un contrato de asistencia y compañía, hasta que la muerte separe a los contrayentes. Gracias al acuerdo solemne, que pone a Dios como testigo, el hombre se compromete a mantener y orientar a quien acepta como su esposa, mientras la mujer accede a que ese único hombre utilice su cuerpo como instrumento para aplacar la concupiscencia, vale decir, para evitar males mayores, tales como el adulterio efectivo o el abandono a pensamientos pecaminosos. Lee el resto de esta entrada »


PAREJAS ABIERTAS

16 enero 2010

Tilda Swinton y John Byrne

¿Para qué tomarse el trabajo de formar una pareja, cuando se aspira a mantener una libertad de acción de sus integrantes, que hallaría menos limitaciones en la soltería? Primera hipótesis: la sociedad no suele aceptar que los individuos permanezcan célibes, exceptuando aquellos que se dedican a la vida religiosa (que suele ser entendida como la vida en pareja con la divinidad). Segunda hipótesis: habrían descubierto su insatisfacción respecto del esquema de la pareja tradicional, solo después de haber establecido una. Lee el resto de esta entrada »


DISPAREJAS DEL ABUSO

14 enero 2010

Fiodor Dostoyevsky

A mis ojos estaba ella hasta tal punto humillada, que a veces me inspiraba compasión, aunque, por otra parte, el pensamiento de su humillación me resultaba decididamente grato. Sí, sí, me agradaba pensar en nuestra desigualdad. (Fiodor Dostoyevsky: La mansa)
 
Pocos artistas han trabajado como Dostoyevsky la materia oscura de la injusticia de las relaciones de pareja, hasta revelar la intensidad del goce desigual que depara a hombres y mujeres. La pareja dispar que forman alguien que domina a otra persona y alguien que acepta sin chistar ese dominio (tal vez quejándose de vez en cuando, pero no haciendo nada para cambiar la situación), disfruta de una estabilidad que suele negársele a otras parejas basadas en la igualdad de aportes o la negociación objetiva de acuerdos entre las partes. Lee el resto de esta entrada »

ESPACIO COMPARTIDO CON LA PAREJA

8 enero 2010
Imagen publicitaria comienzos siglo XX

La separación temporal es útil, ya que la comunicación constante origina la apariencia de monotonía que lima la diferencia entre las cosas. Hasta las torres de cerca no parecen tan altas, mientras las minucias de la vida diaria, al tropezar con ellas crecen desmesuradamente. Lo mismo sucede con las pasiones: los hábitos consuetudinarios que como resultado de la proximidad se apoderan del hombre por entero y toman forma de pasión, dejan de existir tan pronto desaparece del campo visual su objeto directo. Las pasiones profundas (…) recuperan su vigor bajo el mágico influjo de la ausencia. (Karl Marx: carta a su esposa Jenny von Westphalen)

No cuesta mucho entender que la gente se atraiga y por lo tanto se acerque, pero la idea de compartir durante la mayor parte del tiempo posible, el espacio disponible con la pareja, no siempre ha sido vista como la forma ideal de disfrutar la vecindad de la persona amada, para tocarla, dialogar y experimentar con ella todas las alternativas de la comunicación humana. Para algunos, se trata de una decisión atemorizante, que amenaza con trastornar todos sus hábitos de vida. Lee el resto de esta entrada »


EPISODIOS ANTIGUOS DE LA GUERRA DE LOS SEXOS

28 diciembre 2009
 
 

Ludmila Jirincová: Lysistrata

No puede usted vivir con ellas, ni puede usted vivir sin ellas. (Aristófanes: Lysistrata)

La matrona ha de ser inferior a su marido, porque si no, no están suficientemente igualadas las fuerzas de la mujer y el hombre. (Marcial)

Gran parte de las parejas humanas se establecen y mantienen a partir de una desigualdad de los aportes de cada género, que va más allá de los aspectos biológicos. La naturaleza ha definido la complementación de los aportes de hombres y mujeres para la reproducción, mientras las distintas culturas se han encargado de atribuirles roles muy variados, que deciden quiénes ejercen el poder, quiénes se subordinan, como si se tratara de una guerra encubierta por las inevitables alianzas. Lee el resto de esta entrada »