CELESTINAS, CHAPERONAS Y CASAMENTERAS

29 enero 2011

 

Lorenzo Lotto: Micer Marsilio y su esposa

Es forzoso al hombre amar a la mujer y la mujer al hombre. (…) El que verdaderamente ama es necesario que se turbe con la dulzura del soberano deleite, que por el Hacedor de las cosas fue puesto, porque el linaje de los hombres perpetuase. (Fernando de Rojas: La Celestina)

Hombres y mujeres tienden a formar parejas sexuales, rara vez tríos o grupos más extensos, incapaces de contener el impulso de sus hormonas para dedicarse a una vida de privaciones en nombre de un objetivo superior, como plantea la mayor parte de los cultos religiosos y proyectos políticos. Por un lado son alentados (incluso conminados) por la sociedad a formar parejas estables, y al mismo tiempo que se les ponen obstáculos de todo tipo, destinados a impedir la concreción de esos impulsos, como ha quedado expresado de manera insuperable en Le Chien Andalou, el cortometraje de Luis Buñuel y Salvador Dalí. Los dos posibles amantes se desean, se convocan, se dirigen el uno hacia el otro, intentan superar la rémora del pasado, pero no llegan a encontrarse.

Raros son los ejemplos de culturas en las que el amor libre se acepta (por ejemplo, los primeros años de la Unión Soviética o las comunas hippies, medio siglo más tarde). En esos espacios restringidos, los individuos se reúnen o separan fluidamente, de acuerdo a la variación del capricho y el atractivo sexual de los participantes. Las hormonas no suelen fundamentar relaciones sólidas ni duraderas, que es lo fundamental desde la perspectiva de las instituciones. Por lo tanto, hombres y mujeres deben superar las barreras en ocasiones odiosas, que se les plantean desde las instituciones, para dificultar el cumplimiento de algo que continúa siendo un deber. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

MUJERES BRAVÍAS Y TAIMADAS

18 enero 2011

 

Richard Burton y Elizabeth Taylor: The Taming of the Shrew

Un pariente mío me ha contado que lo quieren casar con una mujer muy rica y más ilustre que él, por lo que esta boda le sería muy provechosa, si no fuera porque, según le han dicho algunos amigos, se trata de una doncella muy violenta y colérica. (Don Juan Manuel: El conde Lucanor)

Don Juan Manuel contó a comienzos del siglo XIV la historia del hombre desprovisto de dinero que ve la oportunidad de mejorar su condición, mediante un matrimonio con una mujer a la que nadie quiere, comenzando por el padre que la crió y deberá dotarla de un patrimonio. Durante la noche de bodas, el joven marido, que es presentado por el narrador como el héroe de la historia, ordena a su perro que le traiga agua para lavarse las manos. Como no le obedecen, lo ataca con la espada desenvainada y lo decapita, ensangrentando la casa entera. A continuación vuelve a sentarse y hace algo no menos cruel con un gato y el único caballo de su propiedad. Aterrorizada, antes de que le digan nada, la mujer va en busca de agua, luego sirve la comida y se mete sin chistar en su cama. Gracias al sacrificio de varios animales domésticos, la joven esposa ha aprendido la respuesta que se espera de ella: oír y obedecer de inmediato al marido. Lee el resto de esta entrada »


PAREJAS MITOLÓGICAS Y LA FIDELIDAD

4 enero 2011

Jean-Baptiste Corot: Orfeo y Eurídice

En la actualidad se da por descontado que las promesas de fidelidad de una pareja deben ser mutuas y  tienen la misma validez para los hombres y las mujeres. Uno tiende a aceptar que así debe haber sido siempre, pero la realidad demuestra lo contrario. Mientras la infidelidad femenina, tanto real como imaginada por el hombre celoso, es condenada siempre y constituye la causa de un alto número de agresiones, que culminan en crímenes pasionales, la infidelidad masculina, lo mismo real que imaginada, acumula un repertorio de anécdotas humorísticas, fantaseos y exhibiciones narcisistas que los hombres disfrutan.

Una mujer infiel es mal vista y aislada por la comunidad, cuando no se la condena a morir lapidada, como sucede en muchos países, mientras que un hombre infiel es en el peor de los casos considerado débil de carácter, víctima de una sexualidad incontrolable, de la que debería sentirse orgulloso, porque asegura la continuidad de la especie. Lee el resto de esta entrada »


JUNTOS HASTA QUE LA MUERTE LOS SEPARE

3 enero 2011

Boda de comienzos de siglo XX

Si te unes con alguien para toda la vida, pones en común tus vidas y omites hacer todo aquello que pueda dividir o contrariar esa unión. La construcción de una pareja es nuestro proyecto conjunto, sin dejar nunca de confirmarlo, de adaptarlo, de reorientarlo en función de los contextos. Seremos lo que haremos juntos. (André Gorz: Carta a Dorine)

Siempre hay parejas que prometen delante de instituciones tan dignas de respeto como la Iglesia y el Estado, sinceramente convencidos de sus afirmaciones, que a partir de ese momento van a continuar juntos, pase lo que pase. Al mismo tiempo, es un hecho que en muchos países el porcentaje de parejas que se casan ha estado reduciéndose durante las dos últimas generaciones. La gente se une, cada vez más temprano, prueba si la vida en pareja les conviene, al margen de las instituciones que reglamentan esos asuntos, sea porque desconfía de la flexibilidad de las instituciones (el Estado, la Iglesia) para facilitar la separación, o de ellos mismos para adaptarse a los obstáculos de una relación. Lee el resto de esta entrada »