RAPTOS: VIOLENCIA INAUGURAL DE LAS PAREJAS

26 febrero 2011

Rapto de las Sabinas

Las mejores intenciones pueden justificar las peores actuaciones humanas. El rapto de mujeres fue una práctica habitual de los pueblos primitivos, gracias a la cual se establecían parejas que estuvieran libres de los riesgos genéticos de un parentesco demasiado próximo. Si alguien decidía formar pareja en el interior de su pequeña comunicad, lo más probable era que terminara casándose con quien debía ser su pariente cercano, situación que no tardó en advertirse como un riesgo de taras genéticas en la descendencia. Lejos de ser considerada una situación violenta que desafiara el orden establecido, el rapto era una actividad que la comunidad aprobaba, para que las parejas no incurrieran en incesto. Lee el resto de esta entrada »