TRANSFORMACIÓN DE LAS NIÑAS EN MUJERES

17 septiembre 2013

 

Madre adolescente

Madre adolescente

[Cuando yo era chica] el único anticonceptivo generalizado era el terror a la paliza paterna en caso de un embarazo fuera de la ley. Funcionaba en el 95% de los casos y si alguna joven se embarazó antes de tiempo, nunca se supo; ella, dependiendo de los medios económicos familiares, pasaba a cultivarse a Europa o al campo, a reponerse de una repentina tuberculosis. (Patricia Undurraga: Cuando yo era chica)

En diferentes culturas existe una falta de simetría en la llegada a la pubertad de los hombres y las mujeres. Con esto se atiende no solo a las evidentes diferencias en el desarrollo hormonal de cada uno de los géneros, sino al espacio que la sociedad les otorga. Los chicos se desarrollan más tarde que las chicas, pero tienen asignados roles dominantes en las relaciones de pareja, mientras las chicas se desarrollan antes y sin embargo continúan subordinadas. Leer el resto de esta entrada »


REHACER PAREJAS, ENSAMBLAR FAMILIAS

1 septiembre 2013

 

Fernando Botero: Pintura

Fernando Botero: Pintura

En la sociedad tradicional, las parejas se reunían por el resto de la vida, tanto si la relación se encontraba fundamentada en el amor y el respeto mutuo, como si se mantenía gracias a la combinación de abuso de una parte y la resignación de la otra. Separarse estaba mal visto. Podían establecerse relaciones paralelas, en el caso de los hombres, que sus parejas toleraban mientras no fueran demasiado escandalosas ni perturbaran la transmisión del patrimonio.

Formalizar una nueva pareja, después de haber quebrado una relación previa, tampoco estaba bien evaluado por la sociedad. A mediados del siglo XX, esas convicciones que habían sido tan firmes, comenzaron a deteriorarse. La separación y el divorcio que desde el Medioevo habían sido privilegio de la clase dirigente, pasaron a ser reclamados por la gente común, que no se resignaba al fracaso del proyecto de pareja y pretendía rehacer sus vidas. Leer el resto de esta entrada »