INDIFERENCIA O RECHAZO DEL SEXO EN PAREJA

31 marzo 2016
Paolo Veronese: Apolo y Dafne

Paolo Veronese: Apolo y Dafne

Corren veloces el dios y la muchacha, él por la esperanza y ella por el temor. Sin embargo, el perseguidor, ayudado por las alas del amor, es más rápido, se niega el descanso, acosa la espalda de la fugitiva y echa su aliento sobre los cabellos de ella, que le ondean sobre el cuello. Agotadas sus fuerzas [Dafne] palideció, vencida por la fatiga de tan acelerada huida, mira las aguas del Peneo y dice: “Socórreme, padre, si los ríos tenéis un poder divino, destruye, cambiándola, esta figura por la que he gustado en demasía”. (Ovidio: Las metamorfosis)

 

En la mitología griega, la ninfa Dafne, perseguida por Apolo, consigue que su padre, Peneo, la convierta en un arbusto, un laurel, con tal de salvarla del acoso del dios. Está en su derecho negarse a conceder su cuerpo al seductor, por poderoso que él sea, lo había hecho antes con otros pretendientes que hubieran querido limitar su libertad de cazadora, pero esta decisión finalmente le cuesta cara: pierde la voz, la movilidad y tersura del cuerpo humano, queda reducida a la materia poco apetecible de un arbusto rugoso, que Apolo utiliza como puede (elabora coronas con sus hojas perfumadas y siempre verdes, para llevarla siempre consigo). Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

PAREJAS DE PERDICIÓN

3 enero 2016
Retrato de Giovanni Arnolfini y esposa (1434) Jan van Eyck

Jan van Eyck: Retrato de Giovanni Arnolfini y esposa (1434)

La necesidad de amor y compañía, suele ser en los seres vivos una necesidad tan difícil de postergar como la de respirar o alimentarse. En ciertos niveles elementales de la existencia, todo parece reducirse a la búsqueda ciega de la reproducción. Al avanzarse en la complejidad de la consciencia, se definen sentimientos que no siempre se logra controlar y con frecuencia enredan a quienes los experimentan. En su búsqueda de contactos amorosos, los seres humanos hacen concesiones imprudentes, opuestas al instinto de conservación, imaginan respuestas favorables que no habrán de obtener nunca del objeto de su afecto, cometen errores de cálculo que les cuestan demasiado caros y no pueden revertir.

La gente quiere ser amada; en su defecto, admirada; en su defecto, temida: en su defecto, odiada y despreciada. Quiere evocar algún tipo de sentimiento. El alma se estremece ante el olvido y busca la conexión a cualquier precio. (Hjalmar Söderberg: Doctor Glas)

Lee el resto de esta entrada »


CONTRA EL MUNDO: PAREJAS DESAFIANTES

1 enero 2014

Rubens: Sansón y Dalila

Rubens: Sansón y Dalila

Lo más probable es que las parejas humanas se formen y mantengan unidas para satisfacer las demandas habituales de la sociedad en que la que se han formado. Se supone que a cierta edad, los hombres y las mujeres que gozan de buena salud deben casarse y reproducirse, no de cualquier modo, sino siguiendo las normas establecidas (que pueden ser muy estrictas, incluso en aquellos pueblos que se supone primitivos) para situaciones como esas. Las religiones monoteístas no suelen ser muy comprensivas cuando se le presenta la dificultad de establecer parejas de distintos credos. La Biblia abunda en ejemplos aleccionadores de parejas que no funcionan bien, porque se han armado sobre bases inadecuadas, de acuerdo al criterio de quienes los rodean. Lee el resto de esta entrada »


PAREJAS EN LA TRADICIÓN BÍBLICA

19 noviembre 2009

Rubens: Sansón y Dalila

En la célebre pintura de Peter Paul Rubens hay un hombre y una mujer jóvenes y semidesnudos. Él es enorme y duerme, se ha derrumbado sobre el cuerpo de la mujer, da lo mismo si después de haberse embriagado o hacer el amor. No es una posición demasiado cómoda para ella, que en lugar de apartarse lo mantiene a la distancia justa para cortarle los cabellos sin despertarlo, con la ayuda de un par de cómplices que presencian la escena. Lee el resto de esta entrada »