LOCURA DE AMANTES DEFRAUDADAS

1 noviembre 2014
Medea y Jasón en cerámica antigua

Medea y Jasón en cerámica antigua

En la Antigüedad de los mitos, la princesa Medea sedujo a Jasón, un extranjero que llegaba a la Cólquida con la intención de robar el Vellocino de Oro, un trofeo nacional. Medea traicionó a su pueblo, con tal de favorecer a Jasón, abandonó a su familia para convertirse en pareja de ese hombre que le dio un par de hijos y la condujo a otro país, donde ella estaba condenada a ser poco más que un esclava, incapaz de impedir el matrimonio de su amante con una princesa que le permitiría ascender al trono de Tebas. ¿Podía resignarse Medea a tal cúmulo de desaires?

MEDEA: Perdida estoy, no tengo / ya a la vida afición; quiero morir, amigas / porque mi esposo, el que todo era para mí, como / como sabe él muy bien, resulta ser el peor de los hombres. / De todas las criaturas que tienen mente y alma / no hay especie más mísera que la de las mujeres. / Primero han de acopiardinero con que compren / un marido que en amo se torne de sus cuerpos, / lo cual es ya la cosa más dolorosa que hay. (Eurípides: Medea)

Lee el resto de esta entrada »