ADÁN Y EVA DESPUÉS DE LA CAÍDA

29 noviembre 2009

Edward von Steile: Adán y Eva después de la caída.

Todas las parejas viven una etapa de encantamiento inicial, que justifica su reunión y tarde o temprano se disipa, debido a las traiciones, la objetividad que finalmente se impone sobre la pasión, o la rutina capaz de desgastar la belleza de cualquier sueño de los enamorados, por embriagador que sea en el comienzo. Pero no todo es para lamentarse, porque al superar ese lapso del apasionamiento, en el que todo se percibe distorsionado, mejor de lo que es realmente, nacen lazos de amistad y colaboración que pueden ser tanto más duraderos y confiables que la atracción física.

El escaso tiempo que Adán y Eva pasan en el jardín del Edén, suele concentrar la atención de todos aquellos que piensan en su historia. Pintores y escultores se deleitan en la representación de sus cuerpos jóvenes y desnudos. Durante esa etapa que de acuerdo a los cálculos del Obispo Usher no insume tres semanas, se acumulan la mayor felicidad posible y también el primer acto de desobediencia de la pareja, uno tan trascendente que condena al resto de los seres humanos a vivir lejos de su Creador, en el desamparo del mundo en el desamparo que todos conocemos. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

LA PAREJA DE PIGMALION

23 noviembre 2009
 

Ernest Normand: Pigmalion y Galatea

Pigmalion se dirigió a la estatua [de Galatea] y al tocarla, le pareció que estaba caliente, que el marfil se ablandaba y que deponiendo su dureza, cedía a los dedos suavemente, como la cera se ablanda a los rayos del sol y se deja manejar con los dedos. (…) Volvió a tocar la estatua otra vez y se cercioró de que era un cuerpo flexible y que las venas daban sus pulsaciones al explorarlas con los dedos. (Ovidio: Las Metamorfosis)

 

Hay una fantasía flotando, tenaz, en nuestra cultura, desde hace siglos: la de que el hombre creó a la mujer. Y otra aún más osada, que procede ella: la de que el hombre produce criaturas femeninas más hermosas y mejores que las mujeres, con las que puede sustituir a éstas para lo bueno y para lo malo, para el amor sublime y la paliza mortal. (Pilar Pedraza: Máquinas de Amar) Lee el resto de esta entrada »


PAREJAS EN LA TRADICIÓN BÍBLICA

19 noviembre 2009

Rubens: Sansón y Dalila

En la célebre pintura de Peter Paul Rubens hay un hombre y una mujer jóvenes y semidesnudos. Él es enorme y duerme, se ha derrumbado sobre el cuerpo de la mujer, da lo mismo si después de haberse embriagado o hacer el amor. No es una posición demasiado cómoda para ella, que en lugar de apartarse lo mantiene a la distancia justa para cortarle los cabellos sin despertarlo, con la ayuda de un par de cómplices que presencian la escena. Lee el resto de esta entrada »


BAILES DE SALÓN

16 noviembre 2009
baile-de-salon

Bailes de salón

Vals, fox-trot, pasodoble, tango, danzón, rumba, samba, salsa, quickstep, jive, mambo, cha-cha-cha: los bailes de salón que en algunos casos nacieron durante el siglo XIX, gracias a la radio y los discos, facilitaron los acercamientos de innumerables parejas durante la primera mitad del siglo XX. No obstante, perdieron vigencia durante un par de generaciones, en la segunda mitad del siglo XX, cuando a partir del twist puesto de moda a comienzos de los ´60, los bailarines se distanciaron de sus parejas y se dedicaron a moverse solos, dejando de lado las reglas que los coordinaban, aunque (nominalmente) continuaran bailando de a dos, en medio del caos visual y sonoro de las discotheques. Lee el resto de esta entrada »


PRIMERAS PAREJAS DE LOS MITOS

9 noviembre 2009

Para los antiguos griegos, Hefesto, el dios del fuego, (conocido también como Vulcano) fue quien creó a Pandora, la primera mujer, mientras que Prometeo se encargó de formar al primer hombre. Ambos utilizaron barro como materia prima. Hefesto le infundió una chispa de fuego a su criatura. Prometeo utilizó sus propias lágrimas para humedecer la tierra. La primera pareja estaba desnuda, indefensa, tenía que alimentarse de frutas y carnes crudas, porque desconocía la existencia del fuego. Lee el resto de esta entrada »


PAREJAS DEL OLIMPO

3 noviembre 2009

Sandro Botticelli: Venus y Marte

Conviene que existan los dioses. (Ovidio: El Arte de Amar)

Para los antiguos griegos, los dioses que habitaban el Monte Olimpo mostraban gran parte de las características humanas (físicas y morales), más algunas otras que solo ellos disfrutaban, como la inmortalidad y ciertos poderes extraordinarios, tales como el desplazamiento mediante el vuelo, la invisibilidad voluntaria y la capacidad de asumir una pluralidad de formas. Los dioses griegos alternaban con los seres humanos que habían creado en el comienzo de los tiempos, espiaban desde lo alto las actividades de sus criaturas (sobre todo cuando se trataba de satisfacer en ellos los caprichos de un inagotable apetito sexual). Como fruto de estos frecuentes intercambios carnales, ocurría el nacimiento de seres excepcionales, por un lado mortales, pero al mismo tiempo dotados de atributos superiores, dado su parentesco directo con los dioses. Lee el resto de esta entrada »