ORGASMOS REALES O FINGIDOS

25 noviembre 2011

Meg Ryan en When Harry met Sally

Una famosa escena de la comedia cinematográfica When Harry met Sally, muestra a la protagonista representando ante su mejor amigo, en medio de un café repleto de clientes, un teatral orgasmo femenino, tan estruendoso y verosímil que otra cliente, maravillada por la reacción, pide al camarero que le traiga lo mismo que ha consumido la primera. Lee el resto de esta entrada »


INFIDELIDAD, OTHELLO Y EL POBRE DES GRIEUX

20 noviembre 2011

Demi Moore y Ashton Kutcher

Tomo y obligo: ¡mándese un trago! / De las mujeres mejor no hay que hablar. / Todas, amigo, dan muy mal pago / Y hoy mi experiencia lo puede afirmar. / Siga un consejo: no se enamore / Y si una vuelta le toca hocicar, / Fuerza, canejo, sufra y no llore, / Que un hombre macho no debe llorar. (Manuel Romero y Carlos Gardel: Tomo y obligo)

La fidelidad es uno de los ingredientes fundamentales de una pareja entre los seres humanos, a diferencia de lo que pasa en una cantidad de especies animales, en las que el acuerdo entre dos individuos de distinto sexo no se prolonga más allá del tiempo necesario para la reproducción. La fidelidad es también una de las apuestas más difíciles que realizan los seres humanos. Esa promesa de exclusividad sexual que se hace a la otra persona o se exige de ella, pone una barrera demasiado alta para la relación, que no todo el mundo se encuentra en condiciones de aceptar, o que acepta por un tiempo (mientras dura el enamoramiento) y luego se ve imposibilitado de mantener. Lee el resto de esta entrada »


LA PROFESION COMO PAREJA

8 noviembre 2011

Agnés Varda y Jacques Demy

Hubo hombres que se preparaban durante años y dedicaban todos sus esfuerzos al ejercicio de una profesión, desde que existe memoria. Algunos eran guerreros, otros ingenieros, otros sacerdotes, otros gobernantes, otros se encargaban de cuidar la salud de sus iguales. No todos los hombres llegaban a ser profesionales, pero la idea de un ser humano que lograra especializarse en alguna tarea útil para sí mismo y para el resto de la comunidad, suele verse aún como una característica masculina.

De las mujeres, tradicionalmente no se esperaba que estuvieran a la altura del paradigma masculino. A ellas les correspondían tareas tan decisivas como el cuidado del hogar y la crianza de los hijos. De ella se aguardaba que fueran “el reposo del guerrero”. No era que se pensara la vida de las mujeres como menos relevante que la vida de los hombres, sino como algo radicalmente distinto, que ocurría en otros espacios y de otro modo. Lee el resto de esta entrada »