MATRIMONIOS BLANCOS

25 febrero 2010

Giotto: Desposorios de la Virgen

Supongamos que uno de los integrantes de una pareja, por cualquier motivo, no deseaba casarse, a pesar de que las circunstancias lo obligaron a hacerlo, por las razones más opuestas; desde la transmisión de la herencia y el servicio a la Patria, hasta la consideración por su propio bienestar y el cálculo de la conveniencia de tener algún apoyo cuando llegue la vejez.

Si bien el solitario no fue capaz de resistir la presión social, de todos modos no acepta la totalidad de sus obligaciones, por lo que una vez que logra dejar fuera a los testigos, rechaza en la intimidad de la alcoba consumar el matrimonio que tanto exigían. Cuando logra convencer a su pareja de mantener la distancia, eso se denomina un matrimonio blanco. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios