MUJERES SEDUCTORAS, CONSCIENTES DE SUS PODERES Y DESTRUCTIVAS

24 septiembre 2010

Mujer, mujer divina, / Tienes el veneno que fascina. / En tu mirar / Mujer alabastrina, / Tienes vibración de sonatina / Pasional. (Agustín Lara: Mujer)

John William Waterhouse: Una sirena

No es raro que los hombres sueñen con mujeres fatales, que les permitirían disfrutar una excitación improbable en las relaciones con mujeres sumisas. Hay parejas temibles, que mejor sería no encontrar, porque después de que eso ocurre, ya no es posible sobrevivir a su maldad. En la mitología griega, las sirenas atraían con sus cantos a los navegantes, con objeto de hacerlos naufragar. En las orillas del Rin, la virgen Lorelei cumplía la misma función. Entre los eslavos, eran las rusalkas. Se trata siempre de figuras femeninas seductoras, instaladas en roqueríos (las sirenas y Lorelei) o entre las ramas de los árboles de un bosque (las rusalkas) que no van en busca de sus víctimas masculinas. Aguardan, pacientes, como las arañas en el centro de su red, que las víctimas penetren el territorio que ellas controlan, para someterlos a su voluntad, que siempre es darles la muerte. Lee el resto de esta entrada »