INEVITABLES DESILUSIONES DE LA VIDA EN PAREJA

11 junio 2015

El desengaño camina sonriendo detrás del entusiasmo. Germaine de Stael)

Gustave Dore: Cenicienta

Gustave Dore: Cenicienta

En los cuentos de hadas que se le cuentan a los niños, sin preocuparse de las expectativas respecto de la vida real que se siembran en ellos, Cenicienta, Blancanieves o incluso la Bella Durmiente, son figuras con las que resulta imposible no identificarse. Ella encuentran a sus respectivos príncipes, llegados no importa de dónde, que se enamoran a primera vista y las conducen al altar. Gracias a estos hombres, las jóvenes comienzan a disfrutar una etapa de felicidad ininterrumpida y prolongada, en la que nadie ronca en las noches, ni toma decisiones inconsultas al organizar unas vacaciones, ni se le ocurre cometer infidelidades, ni se enreda en discusiones por estupideces que mejor se hubieran dejado pasar.
Los cuentos de hadas prometen, a quienes los oyen en el momento en que son más impresionables, que es deseable y posible ser felices y comer perdices ilimitadamente. ¿Solo perdices todos los días? El privilegio de alimentarse exclusivamente con un ave de caza que cuesta conseguir, aunque sean preparadas de mil maneras por los chefs de palacio, promete derivar pronto en una monotonía insostenible o en hambruna. Lee el resto de esta entrada »


INFIDELIDAD, OTHELLO Y EL POBRE DES GRIEUX

20 noviembre 2011

Demi Moore y Ashton Kutcher

Tomo y obligo: ¡mándese un trago! / De las mujeres mejor no hay que hablar. / Todas, amigo, dan muy mal pago / Y hoy mi experiencia lo puede afirmar. / Siga un consejo: no se enamore / Y si una vuelta le toca hocicar, / Fuerza, canejo, sufra y no llore, / Que un hombre macho no debe llorar. (Manuel Romero y Carlos Gardel: Tomo y obligo)

La fidelidad es uno de los ingredientes fundamentales de una pareja entre los seres humanos, a diferencia de lo que pasa en una cantidad de especies animales, en las que el acuerdo entre dos individuos de distinto sexo no se prolonga más allá del tiempo necesario para la reproducción. La fidelidad es también una de las apuestas más difíciles que realizan los seres humanos. Esa promesa de exclusividad sexual que se hace a la otra persona o se exige de ella, pone una barrera demasiado alta para la relación, que no todo el mundo se encuentra en condiciones de aceptar, o que acepta por un tiempo (mientras dura el enamoramiento) y luego se ve imposibilitado de mantener. Lee el resto de esta entrada »