JUNTOS HASTA QUE LA MUERTE LOS SEPARE

3 enero 2011

Boda de comienzos de siglo XX

Si te unes con alguien para toda la vida, pones en común tus vidas y omites hacer todo aquello que pueda dividir o contrariar esa unión. La construcción de una pareja es nuestro proyecto conjunto, sin dejar nunca de confirmarlo, de adaptarlo, de reorientarlo en función de los contextos. Seremos lo que haremos juntos. (André Gorz: Carta a Dorine)

Siempre hay parejas que prometen delante de instituciones tan dignas de respeto como la Iglesia y el Estado, sinceramente convencidos de sus afirmaciones, que a partir de ese momento van a continuar juntos, pase lo que pase. Al mismo tiempo, es un hecho que en muchos países el porcentaje de parejas que se casan ha estado reduciéndose durante las dos últimas generaciones. La gente se une, cada vez más temprano, prueba si la vida en pareja les conviene, al margen de las instituciones que reglamentan esos asuntos, sea porque desconfía de la flexibilidad de las instituciones (el Estado, la Iglesia) para facilitar la separación, o de ellos mismos para adaptarse a los obstáculos de una relación. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios