REHACER PAREJAS, ENSAMBLAR FAMILIAS

1 septiembre 2013

 

Fernando Botero: Pintura

Fernando Botero: Pintura

En la sociedad tradicional, las parejas se reunían por el resto de la vida, tanto si la relación se encontraba fundamentada en el amor y el respeto mutuo, como si se mantenía gracias a la combinación de abuso de una parte y la resignación de la otra. Separarse estaba mal visto. Podían establecerse relaciones paralelas, en el caso de los hombres, que sus parejas toleraban mientras no fueran demasiado escandalosas ni perturbaran la transmisión del patrimonio.

Formalizar una nueva pareja, después de haber quebrado una relación previa, tampoco estaba bien evaluado por la sociedad. A mediados del siglo XX, esas convicciones que habían sido tan firmes, comenzaron a deteriorarse. La separación y el divorcio que desde el Medioevo habían sido privilegio de la clase dirigente, pasaron a ser reclamados por la gente común, que no se resignaba al fracaso del proyecto de pareja y pretendía rehacer sus vidas. Lee el resto de esta entrada »