PAREJAS MITOLÓGICAS Y LA FIDELIDAD

4 enero 2011

Jean-Baptiste Corot: Orfeo y Eurídice

En la actualidad se da por descontado que las promesas de fidelidad de una pareja deben ser mutuas y  tienen la misma validez para los hombres y las mujeres. Uno tiende a aceptar que así debe haber sido siempre, pero la realidad demuestra lo contrario. Mientras la infidelidad femenina, tanto real como imaginada por el hombre celoso, es condenada siempre y constituye la causa de un alto número de agresiones, que culminan en crímenes pasionales, la infidelidad masculina, lo mismo real que imaginada, acumula un repertorio de anécdotas humorísticas, fantaseos y exhibiciones narcisistas que los hombres disfrutan.

Una mujer infiel es mal vista y aislada por la comunidad, cuando no se la condena a morir lapidada, como sucede en muchos países, mientras que un hombre infiel es en el peor de los casos considerado débil de carácter, víctima de una sexualidad incontrolable, de la que debería sentirse orgulloso, porque asegura la continuidad de la especie. Leer el resto de esta entrada »


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 78 seguidores