HEMBRAS ARTIFICIALES COMO PAREJA

1 junio 2013

Autómata del siglo XVIII.

Autómata del siglo XVIII.

Las primeras mujeres que aparecen en la Biblia (Lilith y Eva) pueden estar compuestas de una materia tan banal como el barro, pero el soplo de Dios les otorga un poder inigualable, la vida. Sin duda, son imperfectas, ignorantes, incluso malvadas, pero respiran, piensan, hablan y plantean exigencias a su pareja e incluso al Creador, que pueden no ser atendidas y con frecuencia son condenadas, pero que ellas mismas articulan. Las hembras que los seres humanos (siempre hombres) han intentado armar, en cambio, desde la mitología hasta el mundo real, no suelen ser tan convincentes, ni llegan a gozar de independencia.

Los autómatas de aspecto masculino que poblaron el imaginario del siglo XVIII, no pasaban de ser artefactos recreativos destinados a las fiestas palaciegas y los parques de diversiones, curiosidades mecánicas, capaces de aparentar una inteligencia que solo llegaban a manifestarse gracias a los operadores humanos que se escondían en su interior (como sucedía con el célebre jugador de ajedrez de Wolfgang von Kempelen). Se trataba de un fraude simple y llano. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

BÚSQUEDAS (¿Y ENCUENTROS?) DE PAREJAS

25 mayo 2013

 

Lucas Cranach el Viejo: Adán y Eva

Lucas Cranach el Viejo: Adán y Eva

Es una verdad universalmente aceptada que un hombre soltero en posesión de una fortuna, debe estar en busca de una esposa. (Jane Austen)

Adán no tuvo que buscar pareja. Solo planteó la solicitud a su Creador y Yaveh se la suministró de inmediato, a partir de una de sus costillas y el barro que se encontraba en el lugar. La incertidumbre, también la excitación que experimentaron Giacomo Casanova y otros seductores masculinos (también la Moll Flanders de Daniel Defoe) de buscar pareja y no siempre encontrarla, o de no buscarla de ningún modo y sin embargo hallarla por todas partes, con una facilidad asombrosa, y a pesar de lo anterior no conformarse con lo encontrado, le estuvo negada al primer hombre. Lee el resto de esta entrada »


ADÁN Y EVA DESPUÉS DE LA CAÍDA

29 noviembre 2009

Edward von Steile: Adán y Eva después de la caída.

Todas las parejas viven una etapa de encantamiento inicial, que justifica su reunión y tarde o temprano se disipa, debido a las traiciones, la objetividad que finalmente se impone sobre la pasión, o la rutina capaz de desgastar la belleza de cualquier sueño de los enamorados, por embriagador que sea en el comienzo. Pero no todo es para lamentarse, porque al superar ese lapso del apasionamiento, en el que todo se percibe distorsionado, mejor de lo que es realmente, nacen lazos de amistad y colaboración que pueden ser tanto más duraderos y confiables que la atracción física.

El escaso tiempo que Adán y Eva pasan en el jardín del Edén, suele concentrar la atención de todos aquellos que piensan en su historia. Pintores y escultores se deleitan en la representación de sus cuerpos jóvenes y desnudos. Durante esa etapa que de acuerdo a los cálculos del Obispo Usher no insume tres semanas, se acumulan la mayor felicidad posible y también el primer acto de desobediencia de la pareja, uno tan trascendente que condena al resto de los seres humanos a vivir lejos de su Creador, en el desamparo del mundo en el desamparo que todos conocemos. Lee el resto de esta entrada »


LAS PAREJAS DE ADÁN

26 octubre 2009
adan-y-eva

Tiziano: Adán y Eva

Para las más opuestas culturas, se vuelve necesario explicar el comienzo del mundo actual, que todos conocen pero no por ello deja de plantear preguntas incómodas. ¿De dónde proviene todo lo que nos rodea? ¿Cómo llegó a ser lo que actualmente es? ¿Quién lo hizo? Las respuestas no son demasiado fáciles de aceptar, y en un afán de terminar con los interrogantes, los textos que se consideran sagrados, porque se afirma que fueron dictados por una instancia superior a la de los humanos, decretan que los datos que ellos ofrecen son todo lo que vale la pena averiguar, que por distintas razones no se puede ir más allán, sin incurrir en esacrilegio.

En el universo de tres grandes religiones monoteístas, el origen de la humanidad y el resto del universo se encuentra referido en el Génesis, libro redactado no se sabe por quién, pero instpirado por el Creador. Lee el resto de esta entrada »