AMORES NO CORRESPONDIDOS

25 julio 2015

Con tu historia y mis antojos / con tu llave y mis cerrojos / para bien o para mal / se terminó. (Ricardo Arjona: Para bien o para mal)

Rodin: El beso

Rodin: El beso

Alguien ama a otra persona y por más esfuerzos que haga, no llega a ser correspondido(a). Una pequeña tragedia, tal vez conocida por pocos y no por eso menos dolorosa para quien la experimenta, adquiere forma a partir de la falta de coincidencia de los sentimientos. A diferencia del amor correspondido, que no conmueve a casi nadie, la improbabilidad de que una pareja se organice y perdure, es el tema de una infinidad de piezas teatrales y narraciones literarias.
La falta de acuerdo entre dos personas que se han relacionado íntimamente, es un riesgo que no suele ser considerado por aquellos que se dejan controlar por el impulso sexual de un momento. Al cabo de un tiempo, que no tiene por qué ser demasiado largo, las evidencias de todo aquello que los separa, se interponen para obligarlos a renegociar los términos concretos de su cercanía, o separarlos definitivamente. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

LANCELOT, ELAINE, GINEBRA Y ARTURO

8 diciembre 2010

Walter Crane: Lancelot y Arturo

En la literatura del Medioevo cristiano, las parejas que más atractivas resultan para los contemporáneos, son aquellas que involuntariamente, víctimas de algún hechizo o cegadas por la pasión amorosa, se ponen al margen de las convenciones sociales, y en lugar de suspirar por aquellos a quienes aman y sin embargo renuncian, se dedican de convertir en realidad sus deseos eróticos. Aunque de algún modo son héroes admirados por aquellos que conocen su historia, quedan simultáneamente marcados como réprobos. Lejos de permanecer impunes, sus actos reciben un castigo proporcional a las faltas que cometieron.

Tristán e Iseo disfrutan un amor compartido, al precio de incurrir en una traición a la confianza que depositó en ellos el prometido de la mujer. Es una pareja que no puede ser aceptada por los cánones morales de la sociedad medieval. Tampoco Abelardo y Eloísa pueden estar juntos, ni siquiera para continuar sus búsquedas intelectuales, dado el peso de la opinión dominante, que no perdona a un sacerdote renunciar a sus votos de celibato, como no le perdona a una mujer pretender convertirse en intelectual. La castración del hombre no se considera una crueldad innecesaria, sino un recordatorio de lo que se esperaba y pese a todo, se exige de él. Lee el resto de esta entrada »


ABELARDO Y ELOÍSA (RIESGOS DE UNA PAREJA EDUCADA)

19 diciembre 2009

Edmund Blair: Abelardo y Eloísa

A comienzos del siglo XXI, las numerosas acusaciones de abusos sexuales que enfrentan los sacerdotes católicos, recuerda a los feligreses que hubieran deseado continuar viéndolos como seres angelicales, que ellos son seres humanos, contradictorios, nada confiables, que no siempre practican lo que predican. Tormento, la novela de Benito Pérez Galdós, y El Crimen del Padre Amaro, de Eça de Querois, documentan una situación tal vez menos generalizada, pero no distinta, vivida por el clero del siglo XIX. El impulso sexual es muy fuerte y el celibato que el catolicismo impone a sus ministros, constituye un desafío que supera a la decisión de servir a Dios de muchos. Lee el resto de esta entrada »