ARIADNA Y OTRAS MUJERES ABANDONADAS POR SUS PAREJAS

23 junio 2017

En la mitología griega, los dioses del Olimpo experimentan las mismas pasiones y debilidades que los humanos, sus criaturas (y probablemente sus modelos, como ya sospechaba Hesíodo). La pareja formada por los dioses Hera y Zeus se encuentran y desencuentran en una serie de episodios no exentos de comicidad, por los repetidos adulterios de Zeus y los justificados celos de Hera. Algo similar pasa en la vida conyugal de la pareja del viejo y feo Hefesto y la bella Afrodita, que lo sucesivamente lo engaña con Ares, Anquises y Adonis. La infidelidad, sin embargo, por humillante que resulte para alguna de las partes, no quiebra del todo la relación inicial.

Dido y Eneas

El héroe Jasón arma una pareja tormentosa con la exiliada Medea, a quien deja tras haberle dado un par de hijos, para aprovechar un matrimonio de conveniencia con Glauca, hija del rey de Tebas. La inmortal Selene se enamora del mortal Endimión, y al ser víctima de una maldición, solo puede entrar en contacto con el hombre, cuando él está dormido y sin despertarlo. Logra amar, sin que su pareja sepa que es amado y (menos aún) que dormido corresponde a ese amor.

Dido es una reina viuda y exiliada, que funda la ciudad de Cartago. De acuerdo a La Eneida de Virgilio, otro exiliado, el troyano Eneas, es el hombre de quien Dido se enamora, a pesar de su decisión previa de consagrarse a la memoria de su marido. Eneas es alguien que no puede permanecer con ella, porque Júpiter le ha encomendado otra misión en otro lugar del Mediterráneo, la fundar la ciudad de Roma. Como no logra detenerlo, Dido se inmola en una hoguera. De nuevo, una mujer capaz de tomar decisiones trascendentales, revela que no es nadie, sin la compañía de un hombre que dé sentido a su vida. Perdida su pareja, la mujer no tiene otra alternativa que morir.

Lee el resto de esta entrada »


PAREJAS ROTAS DE LA MODERNIDAD

12 marzo 2017

Brad Pitt y Jennifer Aniston

El espectáculo de las parejas que se rompen, después de haberse constituido delante de millones de testigos suministrados por los medios masivos, ha pasado a convertirse en una rutina. Brad Pitt se divorcia sin demasiado escándalo, pero no poca sorpresa para sus seguidores, de Jennifer Aniston, por la notoria infidelidad con Angelina Jolie, una compañera de trabajo. A continuación, Pitt y Jolie entablan una relación que parece afirmarse con cada niño que adoptan, hasta que después de una década de convivencia formalizan el matrimonio. No mucho después, la pareja se rompe y empieza una guerra de acusaciones mutuas, para decidir quién habrá de quedarse con la tenencia de los hijos. Lee el resto de esta entrada »


PAREJAS ROTAS DE LA SOCIEDAD TRADICIONAL

16 enero 2017
Código Hammurabi

Código Hammurabi

Si la mujer aborrece al marido, será echada al río, y si el hombre aborrece a la mujer, debe darle una mina de plata. (Código Hammurabi)

Dieciocho siglos antes de nuestra era, incluso antes del Código del Rey Hammurabi, para los acadios, la posibilidad de que una pareja fracasara en su proyecto de una vida en común, era tomada en cuenta por los legisladores. Aunque aceptaban que el fracaso pudiera atribuirse por igual al hombre o la mujer, no los ponía a ambos en el mismo plano de responsabilidad. Mientras ella debía pagar con su vida, él era condenado a pagar una multa (¿de una sola vez o en cómodas cuotas?). Nada alentaba, sin embargo, a iniciar la ruptura por cualquier causa. Lee el resto de esta entrada »


EL AMOR CORTESANO DE LA EDAD MEDIA

16 diciembre 2016
Tristan e Iseo (Isolda)

Tristan e Iseo (Isolda)

Suele tenerse de la Edad Media una visión desinformada y monótona, como una época de crueldad innecesaria, gran ignorancia y predominio de la fe religiosa. Durante el siglo XI, se difunde en Europa cristiana el culto a la Virgen María, presentada como el ideal de las mujeres, una figura que los hombres están autorizados amar por sus virtudes a toda prueba, pero que bajo ninguna circunstancia llegarían a tocar. Sobre el modelo de este amor místico, puede suponerse, adquiere forma el amor cortesano. Los elementos de la liturgia cristiana suelen ser utilizados en la Literatura para describir la sexualidad, sin que se trate de desacralizarlos. La mujer inspiradora llega a ser endiosada por los poetas, como se advierte en la obra de Petrarca y Dante Alighieri. La mujer se revela una obsesión para aquellos que siendo sus enamorados, no suelen ser precisamente sus parejas legales. Lee el resto de esta entrada »


LA PAREJA COMO FACHADA (II): fragilidades

17 agosto 2016
Familia Donoso

Familia Donoso

Las fachadas que ocultan relaciones humanas, suelen no ser demasiado sólidas. Al menor accidente se quiebran. Cualquiera que se preocupe de investigarlas, descubre fallas que permiten llegar a eso que trataban de no mostrar. Créase o no, los mismos personajes que las construyeron y probablemente debieron beneficiarse con ellas, suelen participar en el proceso de demolición, como si estuvieran hartos de mentir y necesitaran despojarse de todo aquello que los protegía y les quitaba libertad de acción.

El escritor José Donoso armó a comienzos de los años `60 un matrimonio con Pilar, mujer que lo admiraba y se dedicaba a secundarlo en su carrera literaria. Ella lo acompañó a Europa, y si no pudo darle un hijo, se unió a él para adoptar una niña de tres meses de edad. Formaron una familia cosmopolita, intelectual, hasta la muerte del hombre. Entonces la fachada mantenida durante cuatro décadas comenzó a desmoronarse. Donoso había llevado un Diario íntimo desde su juventud. Lo vendió a la biblioteca de la Universidad de Princeton, con la condición de que no fueran puestos a disposición del público hasta varios años más tarde. Pilar murió y la hija comenzó a escribir en Correr el tupido velo su experiencia de esa familia terrible, que se mostraba tan unida. El suyo era un testimonio devastador sobre los padres, confirmado por su propio suicidio poco después y la publicación de los diarios de Donoso algunos años más tarde. Lee el resto de esta entrada »


INDIFERENCIA O RECHAZO DEL SEXO EN PAREJA

31 marzo 2016
Paolo Veronese: Apolo y Dafne

Paolo Veronese: Apolo y Dafne

Corren veloces el dios y la muchacha, él por la esperanza y ella por el temor. Sin embargo, el perseguidor, ayudado por las alas del amor, es más rápido, se niega el descanso, acosa la espalda de la fugitiva y echa su aliento sobre los cabellos de ella, que le ondean sobre el cuello. Agotadas sus fuerzas [Dafne] palideció, vencida por la fatiga de tan acelerada huida, mira las aguas del Peneo y dice: “Socórreme, padre, si los ríos tenéis un poder divino, destruye, cambiándola, esta figura por la que he gustado en demasía”. (Ovidio: Las metamorfosis)

 

En la mitología griega, la ninfa Dafne, perseguida por Apolo, consigue que su padre, Peneo, la convierta en un arbusto, un laurel, con tal de salvarla del acoso del dios. Está en su derecho negarse a conceder su cuerpo al seductor, por poderoso que él sea, lo había hecho antes con otros pretendientes que hubieran querido limitar su libertad de cazadora, pero esta decisión finalmente le cuesta cara: pierde la voz, la movilidad y tersura del cuerpo humano, queda reducida a la materia poco apetecible de un arbusto rugoso, que Apolo utiliza como puede (elabora coronas con sus hojas perfumadas y siempre verdes, para llevarla siempre consigo). Lee el resto de esta entrada »


CANCIONES DE LA PAREJA SOMETIDA

4 noviembre 2015
Agustín Lara

Agustín Lara

Arráncame la vida, con el último beso de amor. / Arráncala, toma mi corazón, arráncame la vida. / Y si acaso te hiere el dolor, ha de ser de no verme / porque al fin tus ojos me llevo yo. (Agustín Lara: Arráncame la vida)

Inmolarse voluntariamente a quien se ama, entregarse sin condiciones de ningún tipo al capricho de otro, desaparecer en la relación de pareja: son fantasías de mutilación, de aniquilamiento, que la canción popular vuelve aceptables porque son acompañadas de melodías fáciles de recordar, que los medios difunden y pueden ser bailadas como parte del cortejo erótico, no obstante la declarada carga masoquista que revelan. La máxima felicidad de una de esas víctimas, parece ser la aceptación de morir en manos de quien se ama. ¿Acaso no habría otra manera de conmover al interlocutor indiferente, al amante que no reacciona, para obtener un momento de su atención? Lee el resto de esta entrada »