DESGASTE Y REFUERZO DE PAREJAS


Pareja siglo XIX

Pareja siglo XIX

[Una pareja se construye] con sabiduría. Con inteligencia. Se trata de saber frenar a tiempo, no hacer las cosas que un no quiere hacer, respetar al otro como es. Un error más que habitual es querer cambiar al otro. Una de las claves de la pareja es aceptar al otro [tal] como es. Se trata de respetar los espacios y tiempos del otro. (Alejandro Borensztein)

Las relaciones humanas se desgastan con asombrosa facilidad, si no fueron construidas sobre una base firme desde el principio; o si no se refuerzan a tiempo, cuando se nota que un conflicto las está dañando. Hay gente que sufre el fracaso de una pareja tras otra, sea porque no ha sido capaz de elegirlas, sea porque no consigue retenerlas. Puede que no le den mayor importancia a gran parte de esa gente que pasa por sus vidas. Con el tiempo, la fluida sucesión de parejas, como se da en la historia de Giacomo Casanova,  se convierte en sinónimo de desequilibrio emocional. Por distintos motivos, no se consigue estabilizar una relación satisfactoria.

Britney Spear y Jason Alexander

Britney Spear y Jason Alexander

Cuando Britney Spears se mantiene casada durante 55 horas con Jason Alexander, un conocido de la infancia, se lo considera un signo de evidente inmadurez. Carmen Electra y Dennos Rodean estuvieron casados nueve días. El matrimonio de la celebridad televisiva Kim Kardashian con el deportista Kris Humphries, que había costado millones de dólares y fue observado por millones de espectadores de su Reality Show, se desarmó al cabo de poco más de 72 días, dejando la impresión de que todo había sido una campaña de prensa, como sucede no pocas veces en el mundo del espectáculo.

Parejas como la de Rock Hudson y Phyllis Gates en los `50, fueron establecidas para mejorar la imagen pública de al menos uno de los cónyuges, a pesar de lo cual termina desintegrándose ante las evidencias de los verdaderos intereses de las personas involucradas.

Una pareja idealizada por millones de admiradores, como la formada en los años `80 por Diana Spencer y el Príncipe Charles de Inglaterra, había fracasado antes de que el hombre aceptara casarse, por la ostensible voluntad de no dar por concluida una relación extramarital con otra mujer.

La rutina es un poderoso abrasivo de las relaciones de pareja, que termina introduciendo el descuido y hasta el maltrato en lo que prometía ser una relación atenta y capaz de ser disfrutada por ambos.

Ingmar Bergman y Liv Ullman

Ingmar Bergman y Liv Ullman

El cineasta Ingmar Bergman fue discreto respecto de las sucesivas parejas con las que contrajo matrimonio y mantuvo una relación de colaboración profesional. Varias de sus compañeras fueron actrices, que no duraron demasiado, y la más estable una clavecinista que lo acompañó hasta su muerte. La rutina en la vida de la pareja, estimula la búsqueda de otras personas, a quienes se consideran capaces de devolver su atractivo a la sexualidad.

¿Acaso es posible ser absolutamente fiel a los compromisos contraídos? Hay integrantes de parejas que no están dispuestos a sacrificar ninguna tentación que se les cruce en el camino. Privilegian el disfruto del placer inmediato, como si la vida fuera a escapárseles en cualquier momento y debieran irse con la mayor cantidad de experiencias placenteras posibles. Una relación de pareja no suele ser lo más conveniente para ellos, porque los hace lamentar las oportunidades que pierden.

A veces, uno miente o distorsiona la verdad ante su pareja, para mantener vivo un enamoramiento que se experimentó durante los primeros tiempos de la relación y amenaza con devaluarse durante la vida en común. No es la estrategia más sensata, porque las mentiras se descubren y la convivencia es ideal para demoler cualquier ficción que se pretenda construir.

No se trata solo de prestar atención esporádica a gestos y palabras, que no por cotidianos (y en gran medida, previsibles) son menos relevantes, sino de advertir el contexto en el que esos gestos y esas palabras se producen, y por lo tanto la intención con que se emiten. Para enterarse de lo que realmente pasa en el otro, incluyendo aquello que no llega a expresar, no hay un observador más capacitado que la pareja. Con el tiempo, los dos llegan a sincronizarse sin necesidad establecer un acuerdo. Los silencios se vuelven elocuentes,

Para que una pareja funcione, se requiere que ambos aporten algo, no una vez, para iniciar la relación, sino a cada rato, para mantenerla viva. Es posible ayudar al otro de muchas maneras. Tradicionalmente, los caballeros abrían la puerta a las damas, tal como ellas planchaban la ropa de sus maridos o les preparaban la cena. Eran actitudes que mejoraban la vida en común, que establecían una atmósfera de buena voluntad, a partir de la cual se afirma una relación más cómoda que si cada uno dejara de hacer concesiones al otro. Un gesto favorable, invita a una respuesta del mismo tipo. Un gesto adverso o la pura indiferencia, invitan a ahondar el conflicto.

Jacqueline Bouvier y John F. Kennedy

Jacqueline Bouvier y John F. Kennedy

La expresión del afecto que se siente por la pareja, no es un dato accesorio. A veces se impone la inercia de no demostrar nada hacia la persona con la que se vive, porque después de todo ella no puede ignorar los sentimientos que despierta. En otros casos, el afecto no existe. La pareja de Jacqueline Bouvier, viuda del Presidente John F. Kennedy, y el naviero Aristóteles Onassis, no resultaba demasiado creíble mientras duró. Podían mostrarse juntos, pero no se tocaban, ni miraban, ni sonreían. Para la opinión pública, antes de que trascendieran los detalles de su vida privada, ese era un matrimonio de conveniencias. La mujer obtenía seguridad y el hombre había adquirido un adorno raro, que podía exhibir y nada más.

¿Qué hombre (…) ofrecería su cabeza al yugo del matrimonio si, como suelen hacer los sabios, pensase antes seriamente en los inconvenientes de la vida conyugal, ni qué mujer consentiría que se le acercase un varón si conociese o examinase solamente los peligrosos dolores del partes o las molestias de criar los hijos? (Erasmo: Elogio de la Locura)

Para que una pareja subsista, se requiere acompañar a la otra persona durante las situaciones difíciles. No hay nada como una crisis para poner a prueba la solidez de una relación de pareja. En los momentos en que uno de los integrantes afronta dificultades, la presencia del otro, incluso ocupar el lugar del otro, demuestra la firmeza o debilidad de la relación.

¿Se dejará pasar la oportunidad de personalizar la relación? Cada miembro de la pareja es alguien que recibe un trato único de su compañero(a). No es que resulte igualmente atractivo para todo el mundo, como se espera de las figuras protagónicas de la industria cultural. Puede atraer, en otros motivos, por la fidelidad que ha prometido.

Hay quienes no se abandonan a lo que venga, confiados en que la inercia permitirá que todo continúe tal como fue inicialmente. El cultivo de la relación de pareja incluye la programación de situaciones que quiebren la rutina. En una época tan agitada como la actual, una pareja se prolonga si alguien se propone hacerla durar.

De acuerdo a los especialistas, la realización de tareas conjuntas puede reunir a una pareja. De allí que en la actualidad, se aconseje a hombres y mujeres compartir las labores del hogar, el cuidado de los hijos, etc.

Sofia Andreevna Bers y Leon Tolstoi

Sofia Andreevna Bers y Leon Tolstoi

Cuando se trabaja con la pareja, sin embargo, surgen puntos de vista antagónicos, distintos ritmos de acción, un historial de rencores. ¿Eso es preferible a la distancia respetuosa, que se confunde con el desinterés por el otro? Sofía Andreevna Bers fue la esposa de Leon Tolstoi, a quien le dio trece hijos y colaboró como secretaria en su trabajo literario. Ella copió siete veces el manuscrito de Guerra y Paz. No obstante, hacia el final de una larga vida en común, Tolstoi y su mujer se separaron de la peor manera, discutiendo por la propiedad de una finca y los derechos de autor.

Cuando la relación carece de conflictos tan graves como esos, las parejas pueden dedicarse a mejorarla más aún, por ejemplo, gracias a l empleo del tiempo libre. No obstante, las discusiones por el control remoto del televisor o los viajes de vacaciones, no figuran entre las estrategias más adecuadas para conservar la armonía de la relación..

Las buenas maneras parecen hoy ser una preocupación de otra época, sugiere la observación de los diálogos juveniles. Los mensajes verbales atentos, prometen evitar más de un conflicto con la pareja. Tal vez no sea una de las tareas más difíciles que pueden plantearse en el interior de una pareja.

Cualquiera sabe cuánto daño puede causar una palabra inoportuna o agresiva. A pesar de lo anterior, es probable que la subsistencia de las parejas dependa más de los mensajes no verbales, que de las palabras. ¿Hace falta destacar la conveniencia de tocar, sujetar, apoyar, contener, acariciar, oler al otro? La variedad e intensidad de los mensajes mudos, resulta particularmente efectivo en el caso de la comunicación emocional. En la cultura tradicional, estos factores no son tomados en cuenta y la gente sigue junta, solo porque se comprometió ante la sociedad.

En el mundo contemporáneo, una relación duradera exige innovación constante, para darle continuidad. Hay situaciones que desgastan o destruyen definitivamente a la pareja (la infidelidad, para citar la más temible) tal como hay gestos que intentan reparar los daños. Cuanto menos se demoran esas decisiones, más eficaces resultan.

¿Los integrantes de la pareja celebran la vida en común? No se trata solo de recordar los aniversarios, sino de actitudes cotidianas. Hay quienes se han resignado a sufrir la pareja que les tocó en suerte, y en ese caso lo más probable es que si pudieran hacerlo, trataran de librarse de ella. Hay quienes reconocen la estabilidad emocional que le deben a las experiencias compartidas, incluso cuando deben atravesar conflictos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: