DE LA PASIÓN A LA AMISTAD EN LAS PAREJAS

1 octubre 2013

David y Betsabé

David y Betsabé

Al rey David le basta una mirada desde la azotea de su palacio (hoy diríamos una descarga hormonal de dopamina) para enamorarse de la bella Betsabé, mujer casada con Urías, uno de los generales de su ejército, al punto de mandar a la muerte al marido y arriesgar la corona y su vida por ella, con el objeto de convertirla en su esposa. Sobre la respuesta de la mujer se sabe menos. Ella acepta la pasión del rey, porque la mentalidad de la época (hace tres mil años) no le concede otra alternativa que excitar la pasión del monarca y sufrir las consecuencias. Leer el resto de esta entrada »


TRANSFORMACIÓN DE LAS NIÑAS EN MUJERES

17 septiembre 2013

 

Anuncio de Maidenform

Anuncio de Maidenform

[Cuando yo era chica] el único anticonceptivo generalizado era el terror a la paliza paterna en caso de un embarazo fuera de la ley. Funcionaba en el 95% de los casos y si alguna joven se embarazó antes de tiempo, nunca se supo; ella, dependiendo de los medios económicos familiares, pasaba a cultivarse a Europa o al campo, a reponerse de una repentina tuberculosis. (Patricia Undurraga: Cuando yo era chica)

En diferentes culturas existe una falta de simetría en la llegada a la pubertad de los hombres y las mujeres. Con esto se atiende no solo a las evidentes diferencias en el desarrollo hormonal de cada uno de los géneros, sino al espacio que la sociedad les otorga. Los chicos se desarrollan más tarde que las chicas, pero tienen asignados roles dominantes en las relaciones de pareja, mientras las chicas se desarrollan antes y sin embargo continúan subordinadas. Leer el resto de esta entrada »


REHACER PAREJAS, ENSAMBLAR FAMILIAS

1 septiembre 2013

 

Fernando Botero: Pintura

Fernando Botero: Pintura

En la sociedad tradicional, las parejas se reunían por el resto de la vida, tanto si la relación se encontraba fundamentada en el amor y el respeto mutuo, como si se mantenía gracias a la combinación de abuso de una parte y la resignación de la otra. Separarse estaba mal visto. Podían establecerse relaciones paralelas, en el caso de los hombres, que sus parejas toleraban mientras no fueran demasiado escandalosas ni perturbaran la transmisión del patrimonio.

Formalizar una nueva pareja, después de haber quebrado una relación previa, tampoco estaba bien evaluado por la sociedad. A mediados del siglo XX, esas convicciones que habían sido tan firmes, comenzaron a deteriorarse. La separación y el divorcio que desde el Medioevo habían sido privilegio de la clase dirigente, pasaron a ser reclamados por la gente común, que no se resignaba al fracaso del proyecto de pareja y pretendía rehacer sus vidas. Leer el resto de esta entrada »


MUJERES TENTADORAS Y CASTRADORAS

3 agosto 2013

Pin up de Alberto Vargas

Pin up de Alberto Vargas

Pocas cosas resultan más atractivas para la mente masculina, que la imagen de una mujer desnuda o con poca ropa. Ellas excitan a los hombres, los hacen sentirse poderosos, capaces de controlarlas y obtener placer al mismo tiempo. Ni los retratos de los equipos masculinos de fútbol gozan del mismo nivel de adhesión, porque son muchos y tienden a dividirse el favor de su audiencia. En contraste con eso ¿quién consigue ser hombre y mantenerse indiferente a las mujeres? Casi nadie, incluyendo a los travestis que se mantienen a distancia de ellas, pero al mismo tiempo las imitan y parodian con tanto esmero. Leer el resto de esta entrada »


ÍNCUBOS Y SÚCUBOS: EL MALIGNO Y SUS PAREJAS

10 julio 2013

¿Por qué el hombre tiene en su naturaleza esta horrible facultad de gozar con mayor intensidad cuando tiene conciencia de dañar a la criatura de la cual goza! (Gabrielle D´Annunzio: El Inocente)

Fussli: La pesadilla

Fussli: La pesadilla

En el imaginario colectivo, los hombres y mujeres forman parejas conflictivas, en las que sus integrantes se disputan las diferentes cuotas de poder. Aunque los hombres parecen haber controlado a las mujeres hace miles de años, ellas no se resignan a la derrota que las obligó a someterse, cuando se impuso el esquema de la sociedad patriarcal.  La negativa a darse por vencidas llega a ser en ocasiones explícita y con mayor frecuencia latente, a la espera de circunstancias más favorables para las reivindicaciones. Tal es al menos el reiterado temor masculino. Ellas no perdonan. Tampoco olvidan las afrentas. Leer el resto de esta entrada »


HEMBRAS ARTIFICIALES COMO PAREJA

1 junio 2013

Autómata del siglo XVIII.

Autómata del siglo XVIII.

Las primeras mujeres que aparecen en la Biblia (Lilith y Eva) pueden estar compuestas de una materia tan banal como el barro, pero el soplo de Dios les otorga un poder inigualable, la vida. Sin duda, son imperfectas, ignorantes, incluso malvadas, pero respiran, piensan, hablan y plantean exigencias a su pareja e incluso al Creador, que pueden no ser atendidas y con frecuencia son condenadas, pero que ellas mismas articulan. Las hembras que los seres humanos (siempre hombres) han intentado armar, en cambio, desde la mitología hasta el mundo real, no suelen ser tan convincentes, ni llegan a gozar de independencia.

Los autómatas de aspecto masculino que poblaron el imaginario del siglo XVIII, no pasaban de ser artefactos recreativos destinados a las fiestas palaciegas y los parques de diversiones, curiosidades mecánicas, capaces de aparentar una inteligencia que solo llegaban a manifestarse gracias a los operadores humanos que se escondían en su interior (como sucedía con el célebre jugador de ajedrez de Wolfgang von Kempelen). Se trataba de un fraude simple y llano. Leer el resto de esta entrada »


BÚSQUEDAS (¿Y ENCUENTROS?) DE PAREJAS

25 mayo 2013

 

Lucas Cranach el Viejo: Adán y Eva

Lucas Cranach el Viejo: Adán y Eva

Es una verdad universalmente aceptada que un hombre soltero en posesión de una fortuna, debe estar en busca de una esposa. (Jane Austen)

Adán no tuvo que buscar pareja. Solo planteó la solicitud a su Creador y Yaveh se la suministró de inmediato, a partir de una de sus costillas y el barro que se encontraba en el lugar. La incertidumbre, también la excitación que experimentaron Giacomo Casanova y otros seductores masculinos (también la Moll Flanders de Daniel Defoe) de buscar pareja y no siempre encontrarla, o de no buscarla de ningún modo y sin embargo hallarla por todas partes, con una facilidad asombrosa, y a pesar de lo anterior no conformarse con lo encontrado, le estuvo negada al primer hombre. Leer el resto de esta entrada »


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 98 seguidores